Correspondencia de contenidos TOV

Sesión 14. Y dejando las redes. Muéstrame tu rostro. El pobre de Nazaret.

Escrito por correspondenciadecontenidostov 08-06-2011 en General. Comentarios (1)

Muéstrame tu Rostro.

Conclusión: "Duelo entre el desaliento y la esperanza"

 

Habla el desaliento: He vivido 50, 60 años. Nada me ilusiona, nada me entristece. Miro atrás y todo son ruinas. No hay esperanza para mí.

Habla la esperanza: aún es posible la esperanza, mañana será mejor. Si hasta ahora has cosechado desastres, recuerda: se avecinan centelleantes primaveras. Si hasta ahora los éxitos y fracasos fueron alternándose en tu vida como los días y las noches, desde ahora cada mañana Jesús resucitará en ti. El vencerá en ti, el egoísmo y la muerte. Los pobres ocuparán el rincón privilegiado de tu huerto. Son todos los olvidados del mundo, lo que no tienen voz, ni esperanza ni amor. sé como las estrellas: no te canses de brillar. Camina. El Señor Dios será luz para tus ojos, aceite para las heridas, meta para tu camino, premio para tu esfuerzo.

 

El Pobre de Nazaret.

capítulo V. Los primeros pasos

 

En el banquete de bodas.

Eso es justamente el Reino: un banquete de bodas, el estallido de una fiesta, la flauta dulce convocando a los aldeanos a la plaza mayor. Jesús se siente feliz, en medio de un pueblo feliz.

 

Antorcha azul.

Jesús estaba fuertemente sensibilizado en su encuentro con la mujer samaritana. Soy el Pobre de Dios, el Siervo de mi Padre. No tengo nada, y por no tener nada, ni siquiera tengo voluntad propia. Una antorcha azul abrió de repente el firmamento, era el Hijo de Dios, mejor el Pobre de Dios. "Héme aquí que vengo, oh mi Dios, para cumplir tu voluntad. No soy un profeta, ni un mensajero, ni siquiera un redentor. Soy un Pobre de Dios, sumiso y obediente, atento a lo que mi Padre desea.

 

Fases de la vida pública.

Ningún evangelista ha pretendido clasificar los recuerdos sobre Jesús por medio de un esquema cronológico. En cambio, sí parece posible determinar las distintas fases generales de su actuación:

Un despliegue espectacular, mediante la predicación y las obras de misericordia en los dos primeros años. El éxito disminuye sensiblemente durante la crisis, crece las hostilidad de las autoridades religiosas, les habla en parábolas  y anuncia el Reino.

Formación de los doce, anunciando su pasión. Sube a Jerusalén.

En el desastre final, desaparece traicionado, abandonado, solo.

 

Capítulo V.  El Pobre entre los pobres

 

De aldea en aldea.

Jesús deambuló, peregrino e itinerante, de aldea en aldea con unas llaves en la mano, las llaves del Reino. Renuncien a los hábitos viejos y acojan las nuevas noticias, las puertas del Reino están abiertas de par en par.

 

Sin tiempo para comer.

Jesús sometió su vida a un ritmo vertiginoso, hasta no tener, en ocasiones, tiempo para descansar ni para comer (Mc 3,7) el despliegue apostólico de Jesús en este período alcanzó un éxito notable.

 

Entre la decepción y el desaliento.

Para el pueblo sencillo, Jesús era un hombre poderoso en obras y palabras, pero, ante todo, era un "milagrero", como un mago sagrado. Sin poder evirtarlo, esto lo causaba profunda tristeza.

 

Discipulado.

Jesús les formuló a cada uno de sus discípulos, un llamamiento en forma expresa y clara. Entre ellos había pescadores, artesanos, campesinos, ningún elemento originario de las clases dirigentes.

 

La mujer y el discipulado.

Jesús iba por ciudades y pueblos proclamando y anunciando el Reino de Dios, le acompañaban los doce y algunas mujeres que habían sido curadas de espíritus malignos y enfermedades. Hasta en el calvario, había allí muchas mujeres mirando desde lejos, las que lo habían acompañado con sus servicios.

 

Los dichosos.

Bienaventurados los pobres, los olvidados, los cansados, los agobiados, los fracasados. Alleluia, el Reino es para los pobres.

 

 

 

Sesión 13. Pobres y humildes. El Pobre de Nazaret. Caps II, VII y VIII.

Escrito por correspondenciadecontenidostov 12-05-2011 en General. Comentarios (2)

Capítulo II. Amanece en Galilea.

 

La incomprensión de los familiares

El pobre de Nazaret por haber venido a este mundo a hacer de cada pobre un rey, por haber declarado al Padre como única torre y única bandera, fue un extranjero en medio de los suyos, y un desconocido dentro de los muros de su casa. Debió sentirse terriblemente solitario a lo largo de la travesía de su juventud, así como en el resto de sus días.

 

Un encuentro memorable

Juan Bautista antes de su encuentro con Jesús, dijo: -No soy nada, soy tan sólo una voz perdida en el viento, una trompeta que anuncia la cercanía del Libertador. Yo bautizo con agua, pero el que viene detrás de mí bautizará en espíritu y en verdad.

 

Capítulo VII. Jerusalén

 

Entrevista con Judas

Judas: mi destino es liberar a mi pueblo, y esto es lo único importante. -Si no comienzas por liberar tu alma- respondió Jesús-, me temo que no hagas más que sustituir una tiranía por otra. Y en cuanto a lo demás, sólo hay una cosa importante: la voluntad del Padre, todo lo demás es relativo.

 

Capítulo VIII. Consumación

 

Cena de despedida y noche de amor

Antes de marcharme, esta noche quiero constituirme en compañero eterno y amigo inseparable de todos los hombres hasta el fin del mundo. Una sola cosa he hecho durante la travesía: amar.

 

Un sueño de oro

Podrías explicarnos cuál es ese sueño? -preguntó Juan- Cuando me recuerden, piensen en una sola cosa: que los amé, y que, asi mismo, ustedes deben amarse unos a otros. Este es mi testamento, mi sueño de oro.

 

El que ha venido, el que está viniendo.

El Amor, que es Dios, pasa sustantivamente por la personalidad de un hombre llamado Jesús, Dios-con-nosotros. Y este hombre fue, ante todo, un Pobre, totalmente despreocupado de sí mismo para preocuparse sólo de los demás. Se entregó a sí mismo, para dar aliento y esperanza a los demás. 

Sesión 13. Pobres y humildes. Sube conmigo. Caps 4 y 5

Escrito por correspondenciadecontenidostov 11-05-2011 en General. Comentarios (2)

Sube conmigo.

Capítulo 4. Amor oblativo

 

Amor! palabra mágica y equívoca. Qué es el amor? emoción? convicción? ideal? energía? éxtasis? impulso? vibración? lo que se vive no se define. Tiene mil significados. Necesitamos poner claridad.

El hombre más sensible del Evangelio, respecto del amor, es Juan. Sus pensamientos y decires cristalizan en la preocupación fraterna. Juan comienza por identificar dos palabras: Dios y amor. Si decimos que Dios es Amor, podemos agregar que donde está el Amor, allí está Dios. Amar significa dar, amándonos unos a otros.

 

Vía oblativa

Amar oblativamente consiste en dar la vida. No se trata de dar algo, se trata de darse, de desprendernos de nosotros mismos. Tengo que morir a algo mío, muy vivo. Una oblación. Dar la vida es contrario al principio del placer. Sin oración, es imposible el amor oblativo. Y sin amor oblativo no es posible la vida en fraternidad.

 

La amistad y la fraternidad están en una combinada proporción, su punto de partida es la afinidad. El amor de la amistad es natural, espontáneo en cambio el amor de la fraternidad es fruto de una convicción. Hay que imponer las convicciones de fe sobre las emociones. Aceptar, amar nuestra propia persona; las cosas de mi ser que no me gustan, asumir la propia historia.

 

Capítulo V. Relaciones interpersonales

 

La tarea de construir la fraternidad diferencia las diversas perspectivas de las relaciones interpersonales en ocho partes:

Amar es Respetar.

Amar es Adaptarse.

Amar es Perdonar.

Amar es Aceptar.

Amar es Comunicarse.

Amar es Acoger.

Amar es Dialogar.

Amar es Asumir al hermano "difícil". 

 

 

Sesión 12. Amar como Jesús amó. Salmos para la vida. El Pobre de Nazaret

Escrito por correspondenciadecontenidostov 09-05-2011 en General. Comentarios (0)

Salmos para la vida. Cap I

Los salmos y la vida.

 

En cuanto se deja de orar, la fe languidece, se congela la relación vital con el Señor. La viga maestra, la columna vertebral de la liturgia de las horas (oraciones diarias de religiosos y religiosas) son los salmos. Urge navegar en sus mares, sondear la riqueza de sus abismos, llenarse los ojos de luz, contagiarse de vida, y salir a la superficie con las manos llenas de toda sus riqueza y novedad.

 

El hombre habla con Dios

La Biblia entera, desde sus primeras páginas, es un diálogo con Dios. Basta recordar las historias de Noé, Moisés, Samuel, David y tantos otros.

 

Un encuentro de vida

Los salmos son la flor y fruto de un largo romance, mantenido entre Dios y el hombre. Cada uno de los salmos ha nacido en circunstancias históricas concretas, vividas por salmistas diferentes, en diferentes períodos de la historia de Israel. Si adorar es la tarea esencial de un creyente, hay ciertos salmos en que la adoración alcanza tal altura y tal pureza que es difícil imaginar otra cumbre espiritual más elevada.

Los salmos arrastran consigo la lucha general de la vida.

 

Hay salmos que no nos dicen nada. Otros nos escandalizan. Un mismo salmo a uno "le dice" mucho, y a otro "no le dice" nada. Puede suceder, que un mismo salmo o una estrofa o versículo, un día no nos diga nada, y otro día nos evoque resonancias inesperadas. Una misma persona puede experimentar una misma cosa de diferente manera en diferentes momentos. Lo que evoca un salmo, debe sintetizarse en una palabra ya sea al margen o en un cuaderno espiritual: adoración, confianza, liberación, alabanza...Tratar de experimentar lo que los salmistas sentían con esas mismas palabras, dejándose arrebatar por la presencia viva de Dios, dejarse envolver por los sentimientos de asombro, contrición, interioridad, adoración y otros... esto es vivificar los salmos.

 

Anatemas

Los salmos se escribieron en la infancia de la religión, época muy imperfecta, demasiado humana. Algunos contienen expresiones discordantes, imprecaciones y anatemas. El instinto de venganza, era el sentimiento general que regía las relaciones humanas. Pero un buen día, y en la cumbre de un monte, esas fuerzas salvajes fueron encadenadas a la argolla de la mansedumbre y colocadas bajo el control de la paz. En adelante, no sólo hay que perdonar al enemigo, sino también amarlo, y devolverle bien por mal. Fue un giro de 180 grados. Al asumir las palabras de todos los Salmos, mi corazón entra en una comunión universal.

 

El Pobre de Nazaret. Cap V.

El Pobre entre los pobres.

 

La vía que va de la pobreza al amor

En la zona más profunda de Jesús, todo comienza por un "corazón pobre y humilde". Un pobre de Dios es un hombre libre. El que nada tiene y nada quiere tener nada puede temer. De n hombre libre nace un hombre disponible y así nace el Servidor.

 

Las dudas del Bautista

En verdad les digo- dijo Jesús - buscaré ansiosamente a los enfermos, endemoniados, leprosos, y a todos los que fueron arrojados fuera de las puertas. Misericordia quiero. Ha llegado el Reino.

 

 

 

 

 

Sesión 12. Amar como Jesús amó. Muéstrame tu Rostro. El silencio de María

Escrito por correspondenciadecontenidostov 05-05-2011 en General. Comentarios (0)

Muéstrame tu Rostro. Cap 6

Jesús en oración.  Trato personal con el absoluto

 

Consideraciones previas

Jesús parece haber vivido con radicalidad y fuerza inigualable lo que llamamos lo absoluto de Dios. Jesús creció evolutivamente en las experiencias humanas y también en las divinas. Su temperamento era muy sensible, su alma era profundamente piadosa.

 

El silencio de María. Cap 4

La Madre.

 

Conclusión

Somos los constructores de un reino. Nuestro pero enemigo es la impaciencia. Las armas de la sabiduría son la paciencia y la esperanza.La tarea gigantesca y transhistórica de Jesucristo consiste en hacer "pasar"al hombre desde las leyes del egoísmo a la de Dios "es amor".

 

El hombre cree que ser "señor" consiste en tener el máximo número de apropiaciones, cuando en realidad sucede lo contrario: cuánto más propiedades tiene el hombre, más amarrado está, más cadenas le sujetan a las criaturas porque las propiedades reclaman a su dueño. El hombre más pobre del mundo es el más libre del mundo, y por consiguiente más "señor". La redención del hombre, su liberación, viene por el camino de la desapropiación. Pobreza y amor son una misma cosa.

 

La vocación suprema del hombre es, en realidad, una sola, es decir la divina (GS 22) La humanidad tiene por delante millones de años para su cristificación y María presidirá este proceso. Los hijos del Evangelio no tienen nada que ver con el reino del dinero.

 

En el nuevo Reino, se integrarán lo espiritual y  lo temporal, será un Reino donde no habrá muchos que tienen poco y pocos que tienen mucho. Será un Reino de Paz en el que la dignidad humana será respetada.